Orgonitas con shungita

LA SINGULAR PIEDRA SHUNGIT O SHUNGITA ES UN MINERAL AL QUE SE LA HA APODADO COMO “LA PIEDRA INTELIGENTE” O “EL AGUJERO NEGRO” POR SU PROPIEDAD DE ATRACCIÓN DE LA ENERGÍA ELECTROMAGNÉTICA.

Se trata de una roca negra del período precámbrico (hace 3.800 millones de años) compuesta de carbón metamórfico de la fase de transacción entre la antracita y el grafito.  La Shungita es procedente de Carelia (Rusia), donde se encuentran depósitos masivos de este mineral, aunque también se puede encontrar en la India, el Congo, Kazajistán y Austria.

Relativo a su organicidad, podemos decir que la Shungita es el único material orgánico que aglutina todos los elementos de la tabla de Mendeleïev y tiene una superconductividad eléctrica superior a la del oro.  La shungita tiene una composición química única y entre sus componentes se encuentra el aluminio, el carbono, el silicio, el hierro, el magnesio, el kaly, el fósforo, el calcio, el azufre y otros muchos microelementos y macroelementos. 

Pero lo que más destaca de esta piedra única es su estructura interna de moléculas de fulerenos.  Los fulerenos fueron descubiertos en 1985 por Harold Kroto, Robert Curl y Richard Smalley, lo que les valió la concesión del  Premio Nobel.  Se trata de moléculas de carbón que tienen una estructura geométrica muy interesante, que por sus características físicas y cuánticas están en el origen de numerosos beneficios sobre toda la materia viva y son utilizados en la búsqueda de remedios para el cáncer y en la nanotecnología. 

PROPIEDADES DE LA SHUNGITA

Una de las características de este mineral es la de neutralizar la energía negativa que llega a nosotros a través de las ondas electromagnéticas de los aparatos que nos rodean, de manera que estabiliza nuestra energía corporal. Llevar una Shungita encima nos ayuda a “reencontrar el norte”.

LA SHUNGITA NO CURA, SINO QUE REACTIVA NUESTRA PROPIA INTELIGENCIA CELULAR, POR LO QUE SOMOS NOSOTROS MISMOS LOS QUE NOS CURAMOS.

TAMBIÉN SE LE ATRIBUYEN LAS SIGUIENTES CARACTERÍSTICAS:

Disminuye el estrés.

Regenera y limpia el aura.

Alivia los dolores de cabeza y hueso.

Ataca a la fatiga.

El agua tratada con shungita protege de muchas enfermedades.

Regulariza el sueño.

Aumenta la vitalidad, incluida la sexual.

Ayuda a las funciones hepáticas o intestinales.

Neutraliza las energías negativas y las bloquea.

Disuelve los pensamientos negativos y la energía negativa de los lugares.

Ayuda a evitar las radiaciones electromagnéticas producidas por los aparatos electrónicos.

La Shungita elige las energías que debe cambiar en el paciente y las transmuta, activándose en función de la necesidad. Por eso se la considera una piedra inteligente, además de un agujero negro cuántico que cataliza, filtra y restituye lo que debe estar en su lugar, tanto en el plano físico como en el vibratorio o energético.

La Shungita interviene en todo aquello que no funciona de forma correcta y reactiva nuestra propia inteligencia celular, activando así nuestras propias fuerzas de autosanación, para reprogramarnos celularmente y encontrar nuestro equilibrio, necesario para la salud física, mental y emocional.

Algo sorprendente y cómodo de este mineral es que no necesita limpieza ni recarga.

Como todas las piedras que se colocan dentro de la orgonita, no requieren limpieza, y su vibración aumenta exponencialmente, amplificando sus beneficios.

Para encontrar todas las orgonitas disponibles con shungita sólo debés tipear en el buscador de nuestra tienda: «shungita»